Select Page

[su_dropcap]D[/su_dropcap]aniel se arrodillaba tres veces al día y oraba:

[su_quote cite=”Daniel 6:10″]10 Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes.[/su_quote]

Constantes en la oración.

[su_quote cite=”Romanos 12:12″]12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;[/su_quote]

Orando en todo tiempo…
[su_quote cite=”Efesios 6:18″]18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;[/su_quote]

Perseverad en la oración.
[su_quote cite=”Colosenses 4:2″]2 Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias;[/su_quote]

Orad sin cesar…

[su_quote cite=”1 Tesalonicenses 5:17″]17 Orad sin cesar.[/su_quote].

La oración eficaz del justo puede mucho.
[su_quote cite=”Santiago 5:16″]16 Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.[/su_quote]

Ningún hijo de luz debe vacilar ni dejar de traer cada día delante del Señor todo lo que le preocupa. Ninguna cosa es demasiado pequeña a los ojos de nuestro Dios. Aprender a poner delante del Señor todo lo que nos preocupa o quita la tranquilidad de nuestro espíritu, nos acerca al Señor. Y que bueno es comenzar cada mañana llevando delante de Él aún las cosas mas insignificantes, enternece el corazón, tranquiliza el espíritu y alivia la carga. El Señor es fiel y se complace en contestar nuestras oraciones y bendecirnos.

Ya oraste?