Select Page

[su_dropcap]E[/su_dropcap]sta pregunta es bien importante. Es la primera pregunta que debemos de responder ya que nos da la pauta para el resto de las doctrinas.

Cómo se hace conocer Dios? Job hace la misma pregunta de otra forma y lo dice así:

[su_quote cite=”Job 23:3″]¡Quién me diera el saber dónde hallar a Dios! [/su_quote]

Cómo respondamos a esta pregunta es bien importante. Sin embargo en la búsqueda de esta respuesta nos encontramos en que hay dos caminos que el humano suele buscar para contestarla.

El primero y el cual nos es bien intuitiva, natural por nuestra condición pecadora es que nosotros por nuestros propios esfuerzos y búsqueda podamos encontrar a Dios. Por eso es que se escuchan lo siguiente: Sigue en tu sentir, la luz que hay en tí para encontrar a Dios. Los místicos lo dicen así: “Busca a Dios en tu corazón, en ti mismo. No necesitas del todo conocimiento, solo ve y búscalo en tu corazón, en tu alma, en tu ser…”

Es decir, que nosotros tenemos en nosotros mismo la respuesta para poder encontrar a Dios.

La otra forma o el otro camino que se suele tomar se encuetra fundada que es en la razón y la sabiduría. Unos dicen que pueden encontrar a Dios al ver a la nauraleza y empiezan a pensar, meditar en eso. Otros apuestan en que pueden encontrar a Dios a través de la historia. Razonan entonces y piensan que a través de esta forma pueden encontrar a Dios. Otros que la meditación total es la forma de encontrar a Dios.

Pero muy rápido nos vamos a topar con una verdad y es esta: Nuestros esfuerzos nos hacen que busquemos en los lugares errados. Primero en el corazón del humano y el segundo en el mundo. Y después empezamos a confundirnos más y más.

El cristiano sabe que estos dos formas de búsqueda no nos van a dar el resultado verdadero. Por qué? En corintios 1:21 dice:

[su_quote cite=”1 Cor. 1:21″]Puesto que el mundo, mediante su sabiduría, no reconoció a Dios..[/su_quote]

Fíjense en la importancia de este pasaje. Pablo se lo dijo a los corintos, donde habían muchos filósofos.

También Romanos 12:2:

[su_quote cite=”Rom 12:2″]No os conforméis a este mundo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál es la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. [/su_quote]

Entoces la respuesta es sencilla. No es posible encontrar a Dios a través de estos dos métodos. Y podemos inclusive decir por qué! Y es por estas dos razones:

Dios es infinito, su caracter absoluto y cualidades, su santidad total, lo hace imposible que obtengamos conocimiento de Dios por medio de nuestro razonamiento, del pensar o la intuición. Nosotros estamos tratando de entender a Dios con nuestro propio pensar, nuestro propia inteligencia. Es sencillo no podríamos entender a Dios. “Donde están los sabios, donde los entendidos dice Pablo”…

Pero también si añadimos esta segunda razón nos ayuda a que entendamos mejor: El hombre en su naturaleza pecaminosa, todos sus poderes facultativos, el pensar, conocimiento, razonar están afectados por el pecado. Y al ser naturalmente enemigos de Dios, lo hace casi imposible el de poder encontrar a Dios.

Nuestra única esperanza en conocer a Dios es esta: Que Dios se dignó por su gracia en revelarse a si mismo para nosotros. Y es allí la doctrina de la revelación de Dios. No que nosotros lo encontramos, ni lo descubrimos al gran Dios poderoso sino que el se “descubrió”, se reveló para con nosotros.

En otras palabras no puedo llegar en mi propio entendimiento y esfuerzo a conocer a Dios. Al contrario, dependo totalmente de Dios para conocerlo a El mismo. Y la Pregunta entonces es: E hizo Dios eso? Se reveló Dios para con nosotros? Asi es! El lo hizo y la Biblia nos dice eso.

[su_heading size=”33″]La doctrina de la Revelación[/su_heading]

Podemos decir que la revelación es el hecho en el cual Dios comunica a los humanos la verdad de quién es El, su naturaleza, sus trabajos, voluntad y propósito. Dios quita el velo para que lo podamos ver. Y no solo a El sino que todo lo que El ha hecho y hace.

Seguiremos estudiando entonces más acerca de esta doctrina. Porque es importante. Pero por el momento piensa en esta verdad y si le conoces a Dios, dale gracias porque se ha revelado. El nos ama y decidió darse a conocer para salvarnos a través de su Hijo Jesús!

Si no lo conoces, pídele que te ayude a verle. Ve a las escrituras para que puedas entonces conocerle. El te ayudará a verle por Fe.

[su_heading size=”14″]Preguntas?[/su_heading]

[su_list icon=”icon: arrow-circle-o-right”]

  • Puede el hombre encontrar a Dios por sus propia cuenta, esfuerzo y pensamiento?
  • Por qué no?

[/su_list]

Que puedas entonces creer en Dios, en su hijo el Señor Jesús y en el Espíritu Santo. Se ha dado a conocer el Señor, y gracias le damos por que asi fue.